violenciaGenero18El viernes 16 de noviembre, el alumnado de 2º de Bachillerato recibía en el salón de actos del colegio a Nuria. Tenía la misión de acercarnos a testimonios de quienes han sufrido violencia de género, y, fundamentalmente, transmitirnos un mensaje: EL SILENCIO MATA.

Nuria, con voz serena y firme, nos leyó una carta de una víctima que afortunadamente había superado esta situación. Concienció a los adolescentes de la importancia de la confesión, tanto de la persona afectada como del entorno, ya que no podemos quedarnos callados ante estas realidades: las denuncias salvan vidas.
“Todo empieza con muchas delicadezas, gestos bonitos, pero al poco tiempo todo cambia…” nos decía. Todos escuchaban cada detalle que Nuria contaba.

Por último, sin problemas, accedió a resolver cualquier tipo de duda o pregunta que el alumnado, muy activo, quiso plantearle.

Muchas gracias, Nuria, por tu presencia y por tus palabras tan importantes y esperanzadoras en la sociedad actual.