Pues sí, la culpa la ha tenido el frío. Solo hemos recogido 275 euros en la III Taberna Solidaria (que no está mal), pero no porque alumnos y catequistas de 2º de Confirmación, por un lado, y miembros de la Hermandad, por otro, no hayan traído tapas (todo lo contrario, han aportado muchas y buenas), sino porque la verdad es que el tiempo no invitaba a estar en la calle. Gracias a los valientes y solidarios que nos han acompañado y que hacen engrosar poquito a poco la recaudación de nuestro proyecto. Nos vemos el domingo que viene en la última de 2015.