alimentos solidariosMuchas de las pegatinas que acaban en la Cartilla Solidaria pueden obtenerse gracias a las múltiples campañas solidarias realizadas en el colegio, tanto propias como las del DOMUND y de “Manos Unidas”. Para todas ellas se requiere un ingente despliegue de medios humanos que canalicen la a los alumnos y lleven a cabo la recogida de donativos y/o alimentos.

Durante el curso 2013/2014 se puso en marcha una iniciativa que ha comenzado a dar ya excelentes resultados. Se trata de los “Delegados de Educación en la Fe”, que intervienen no sólo en las campañas, sino que se están convirtiendo en auténticos elementos vivos en la vida pastoral del colegio. Son alumnos de Secundaria y Bachillerato elegidos de forma democrática en cada grupo a razón de dos por clase. La elección se hace bajo la supervisión del profesor de Religión y tienen que ser distintos a los Delegados de curso. Actúan de puente entre el Departamento de Educación en la Fe y los alumnos de todo el centro y no únicamente de los de sus propios niveles. Pasan por todas las clases del colegio explicando el significado de cada una de las campañas solidarias, además de comentar el procedimiento que se va a llevar a cabo para recoger los donativos. Durante los recreos de los días correspondientes a cada campaña, ellos recogen, clasifican y hacen un recuento de todo lo donado. En todo este proceso son supervisados por profesores del Departamento de Educación en la Fe. También es labor suya motivar y animar a sus compañeros de clase a participar en todas las iniciativas propuestas a lo largo del curso.


  • Campaña Solidaria de Navidad

Aunque la campaña solidaria de Navidad tiene una larga historia en nuestro colegio, fue adquiriendo un nuevo formato durante el curso 2012/2013, el cual ha vuelto a ser ligeramente retocado en diciembre de 2013.
Durante los días lectivos del mes de diciembre se recogen productos no perecederos que son entregados durante el arbol navidad cartulinaprimer día de vacaciones a diferentes instituciones benéficas de la ciudad de Alicante. El reparto es coordinado por el Departamento de Educación en la Fe y en él participan catequistas, alumnos, profesores y padres. La novedad incorporada en el curso 2013/2014 ha dado muy buen resultado y está ligada a la decoración de las aulas, enfocada como una actividad también solidaria y no únicamente lúdica. Ésta ha consistido en hacer un árbol de Navidad con cartulinas en cada aula/tutoría desde Infantil hasta Bachillerato. Colocado fuera de la clase, justo al lado de la puerta, se ha ido decorando día tras día con una bola por cada 3 kilos de alimentos recogidos por los alumnos. Para la elaboración de las bolas, propuesta como una actividad de grupo, fue utilizado papel reciclado y de colores. Para los más pequeños fueron elaboradas unas plantillas. En cada bola se escribió “3 kg”. Para llevar el recuento de las cantidades recogidas diariamente en cada grupo de Secundaria y Bachillerato se contó con los Delegados de Pastoral. En los demás niveles -donde la figura de los Delegados de Pastoral no existe, al menos de momento…-, el tutor o los propios alumnos eligieron a alguien para llevar este registro.

arbol navidad solidario

La decoración de este árbol navideño se completó con unos lazos rojos de papel que tienen que ver con el comportamiento de los alumnos en clase. Los alumnos de cada tutoría elaboraron también estos lazos, que se reservaron en una caja o funda de plástico. Cada profesor que consideró que el grupo había tenido un comportamiento adecuado y positivo durante su hora de clase lo comunicaba a los alumnos, quienes procedían a colgar uno de estos lazos en su árbol con el nombre del profesor que se lo había concedido. Como consecuencia, durante los días siempre bulliciosos previos a las vacaciones navideñas, el comportamiento de los alumnos fue sereno y correcto.

La iniciativa del árbol de Navidad concluyó la víspera del comienzo de las vacaciones de Navidad. Concluida la campaña de recogida de alimentos, cada clase elaboró una bola de mayor tamaño donde apareció escrito el número total de kilos recogidos. Con estas bolas se decoró un árbol situado a la entrada del centro y que fue bautizado como “árbol de la solidaridad”. En su copa fueron colgadas las bolas con más “peso” para destacar a los grupos más generosos.


  • ‘Busancicos’ Solidarios


La tarde del último día de clase antes de las vacaciones de Navidad, concluido ya el horario lectivo, es especialmente significativa para los alumnos inscritos en los grupos de catequesis de Confirmación, pues se organizan para ir a cantar villancicos a diferentes asilos y hospitales de la ciudad. Se fletan autobuses que los conducen a estos lugares (de ahí lo de “busancicos”) y cuya financiación procede de la generosidad de algunos padres, quienes se hacen cargo por entero del coste económico de esta actividad.